Telefono CENTRAL : (+51)(1) 349 4617 whatsapp WHATSAPP: (+51) 956 821 642
CONTACTO Facebook Facebook Twitter Twitter Linkedin Linkedin Youtube Youtube Youtube Youtube





Visita a histórica casa-museo Simón Patiño en Oruro

Funcionarios de la Cámara Minera del Perú y autoridades de la UTO presenciaron la histórica edificación.

Ejecutivos de la Cámara Minera del Perú llevaron a cabo una visita a la histórica casa-museo Simón Patiño. Esta es una de las casas señoriales más importantes del siglo XX.

Además, su valor incrementa notablemente por el archivo que dejó su propietario, el magnate industrial Simón I. Patiño. Este legado es testimonio del auge de la minería en Bolivia durante la segunda década de ese siglo.

La casa-museo “Simón Patiño” se encuentra ubicada en la ciudad de Oruro. Asimismo, depende de la Casa de la Cultura de la Universidad Técnica de Oruro (UTO).

Considerado como uno de los “Barones del Estaño”, Patiño destacó en la industria minera logrando un control de las reservas mundiales del metal. En adición, tuvo una gran influencia política en su país.

Construida entre 1900 y 1903 por arquitectos franceses, se adscribe al estilo neoclásico de la época. Consta de dos plantas que han sido conservadas íntegramente. Plagada de cuadros importados de Francia y Alemania, cada una de las habitaciones se hallan increíblemente conservadas.

Sus salones cuentan con esculturas, pinacoteca colonial y contemporánea; además de muebles al estilo Luis XV, XVI y XVII, traídos desde Europa y muestras de taxidermia. Asimismo, alberga instrumentos musicales únicos en Bolivia, carrozas de la época y una colección de arte colonial.

El archivo personal de Simón Iturri Patiño, de valor singular en la historia minera boliviana, está ubicado en la parte inferior de la casa-museo. Entre su documentación destaca el proyecto de la carretera Cochabamba-Río Isibóro Sécure, realizada en 1912 por una empresa alemana.

Además, posee negativos en placas de vidrio de las minas de Patiño, del Banco y del Palacio Portales en Cochabamba. Sin dudas, una visita obligatoria por parte de nuestra delegación la cual  quedó maravillada por la cantidad de elementos que posee la histórica casa-museo Simón Patiño.