Telefono CENTRAL : (+51)(1) 349 4617 whatsapp WHATSAPP: (+51) 956 821 642
CONTACTO Facebook Facebook Twitter Twitter Linkedin Linkedin Youtube Youtube Youtube Youtube





Mineros con visión integral y alto compromiso social y ambiental

El Dr. José Noguera Gómez resaltó la importancia de estos valores en los profesionales de la minería.

En el marco de su participación como expositor en el I seminario “Estrategias Efectivas para Alcanzar el Éxito en el Sector Minero”, organizado por la Cámara Minera del Perú y que tuvo lugar en la Sala Raúl Porras Barrenechea del Congreso de la República; el Dr. José Ignacio Noguera Gómez, Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Gran Colombia Gold Corporation y docente de la Universidad Sergio Arboleda de Colombia, realizó su presentación titulada: “Visión Integral para el Desarrollo del Profesional Minero”.

En ella resaltó la importancia de formar profesionales integrales que compartan los valores de la industria extractiva;  y que además, cuenten con un elevado compromiso con el medio ambiente y con las comunidades próximas a la zona de labores.

La necesidad de formar este tipo de profesionales rompe con el concepto tradicional de que para alcanzar el máximo éxito posible durante el desarrollo de las operaciones mineras, resulta suficiente contar con trabajadores que dispongan de un amplio dominio de conocimientos especializados en las diversas labores mineras, como la perforación, voladura, carguío, transporte, etc.

Nuevos paradigmas en formación de profesionales

Sin embargo, las nuevas características y necesidades del panorama minero obligan a un cambio de paradigma en la formación de los profesionales, técnicos y personal operativo del sector. Actualmente, es necesario implantar una visión integral en los programas de capacitación. Donde se destaquen aspectos como el desarrollo sostenible, la práctica de una actividad extractiva con responsabilidad social y ambiental. Además, permitan el establecimiento de una minería que involucre a todos aquellos sectores que se encuentran relacionados con el sector.

“Es absolutamente necesario demostrar la importancia que tiene para todo el negocio extractivo formar a un trabajador minero con una visión integral. Es decir, comprometido con el respeto por el medio ambiente y que comparta los valores de esta industria. Para optimizar los resultados, el sector minero requiere de trabajadores con conocimientos suficientes para aplicar los avances tecnológicos, disciplinados en la realización de sus labores; comprometidos con el medio ambiente y con temas relacionados con el ejercicio de prácticas seguras”, indicó el Dr. José Ignacio Noguera Gómez.

Para el Dr. Noguera Gómez, la formación de un minero con visión integral se sustenta en el desarrollo de un concepto denominado “Buena Ciudadanía Corporativa”. Esta definición hace relación al establecimiento de estándares elevados de ética, integridad, buen gobierno corporativo, respeto por la ley (pago de impuestos, pago de regalías); y contribución adecuada con las comunidades próximas a los proyectos mineros. Siempre, teniendo como base el desarrollo de las labores con el máximo nivel posible de seguridad.

La Buena Ciudadanía Corporativa como forma de lograr mineros con visión integral

Cuando hablamos de “Buena Ciudadanía Corporativa” existen tres temas ligados a este concepto. El primero es la solidez. Pues por ser una industria de largo plazo es necesario que existan empresas capaces de invertir grandes recursos y de garantizar una producción efectiva; además, que paguen regalías, impuestos, salarios justos y tengan a sus empleados afiliados a los sistemas generales de seguridad social.

El segundo aspecto es contar con una fuerza de trabajo motivada y capacitada. Un equipo que entienda los retos de la industria y que sea capaz de sacar adelante los proyectos, dentro de la empresas y las comunidades y así se pueda ayudar al crecimiento económico y social de aquellas regiones.

El tercer apartado para lograr una buena ciudadanía corporativa con mineros que posean una visión integrales es el tecnológico. Este aspecto es muy importante porque cada vez resulta más complicado acceder a los recursos. Por ejemplo aquellas minas que han sido explotadas durante más de 180 años, han disminuido sus valores históricos, que eran de 200 y 300 gramos por tonelada; hasta llegar a lo que tenemos en la actualidad, que es entre 6 y 7 gramos por tonelada.

Por ejemplo, en Colombia uno de los principales retos que hay que solucionar en lo relacionado con la industria minera, es la elevada presencia de operaciones extractivas informales e ilegales.

“La difícil situación económica de estas zonas, unido a una triste realidad de violencia originó que la producción de oro en esas zonas estuviera mezclada con la presencia de bandas criminales, narcotráfico y lavado de dinero. Estas mismas bandas fomentaban la producción ilegal del mineral en dichas regiones”, expresó el especialista colombiano Dr. Noguera Gómez.

Los mineros con visión integral identifican las necesidades

Para mejorar esta situación, las empresas deben identificar las preocupaciones o necesidades de las comunidades. Sin dejar de lado los intereses de las compañías, deben determinar los mejores proyectos que se pueden desarrollar con dichas poblaciones y trabajar de forma conjunta con el gobierno local.

Por ejemplo, en el caso de Gran Colombia Gold Corporation, esta organización firmó acuerdos con diversas instituciones como la gobernación de Antioquia, la alcaldía de Segovia y con la Embajada de Estados Unidos en territorio colombiano. Ello para desarrollar un plan denominado “Encadenamiento Productivo de la Pequeña Minería”. El mismo que se sustenta en seis puntos de acción: optimización del desempeño ambiental;  seguridad; trabajo en equipo;  buen gobierno corporativo, transparencia y derechos humanos y finalmente, desarrollo comunitario. minero visión integral

“Por ejemplo, en una de las operaciones que llevamos a cabo en el municipio de Segovia (departamento de Antioquia), al llegar, encontramos más de 195 minas ilegales, lo que equivale a más de 10 mil mineros que trabajaban de manera informal y que eran responsables de numerosos pasivos ambientales. En esta zona se puso en práctica el Encadenamiento Productivo de la Pequeña Minería. Tuvo como objetivo lograr, a través de la gestión comunitaria, un acuerdo con las más de 195 operaciones informales para orientar a sus integrantes hacia la formalización”, comentó el Dr. Noguera Gómez.

A modo de ejemplo

Realizar el traspaso hacia una minería formal supone cumplir con una serie de requisitos a los cuales las organizaciones informales no están acostumbradas. Por ejemplo, deben obtener un registro fiscal, pagar los respectivos impuestos, sus empleados deben estar afiliados en los sistemas de seguridad social, cumplir con el plan de manejo ambiental y garantizar el acceso a la salud de sus trabajadores.

Como resultado del trabajo con visión integral realizado en el sector minero de la zona de Segovia, Gran Colombia Gold Corporation ha logrado firmar 36 contratos con mineros informales. Esta cifra representa el 50% de la producción actual de esta empresa; además, supone un ingreso superior a los US$ 80 millones para los mineros formalizados.

“Otro punto a favor es que dentro de nuestra organización no utilizamos el mercurio para la recuperación de los minerales. Utilizamos el proceso de lixiviación por cianuración, lo que garantiza que el pequeño minero obtenga una recuperación mayor de su producto. Gracias a esto hemos logrado eliminar 50 toneladas anuales de mercurio desde el año 2013”, sentenció el Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Gran Colombia Gold Corporation.

Una vez finalizada su presentación, el Dr. José Ignacio Noguera Gómez recibió un Diploma de Honor, a nombre del Congreso de la República y de la Cámara Minera del Perú. Ello por su valiosa colaboración en la formación integral de los estudiantes relacionados con la actividad minera en el Perú.